EL ROSTRO DE DIOS

Cuando apenas era un niño y planteaba la interrogante: ¿Cómo es El Rostro de Dios? ¿Como es Dios?, las respuestas que comúnmente recibía de las personas mayores eran:

  • A Dios nadie lo ha visto, ni siquiera te lo puedes imaginar.

 

El Rostros de Dios como un Anciano 

En otros casos, me lo dibujaban como un anciano de pelo largo y barba blanca, de rostro serio, huraño, sentado en una especie de trono rodeado de Ángeles en el cielo azul.

 

El Rostro de Dios
El Rostro de Dios

Dios es Luz

Ya más grandecito, al seguir indagando sobre cómo sería El Rostro de Dios encontré que la Biblia describe a Dios como una gran llamarada de fuego blanco:

Éxodo 3:14 – (Moisés frente a Dios quien se presenta como una Zarza ardiente)

Hechos 9:3,4 – (Dios, individualizado en Jesús, se le manifiesta a Saulo como una Luz cegadora)

 

El Rostro de Dios. Moisés frente a Dios
El Rostro de Dios. Moisés frente a Dios

Dios según la opinión del autor en: “Un Diálogo con la Muerte”

Se requiere de mucho espacio para escribir sobre este tema, con sus diferentes criterios o teorías al respecto, pero me voy a permitir transcribir el diálogo sostenido por los protagonistas del libro “Un Diálogo con la Muerte”, págs 96 y 97, de mi autoría, que resume, a mi juicio, la respuesta a la pregunta: ¿Cómo es Dios?…

 

“DIOS ES ESPÍRITU” 

Luego de haber dejado el plano físico, El Maestro se le presenta a su amigo y discípulo, y el discípulo lo aborda inquiriendo:

  • Otra pregunta Maestro: ¿Cómo es Dios?, ¿Ya lo vio?, ¿Lo llevaron a su presencia?.

El Maestro lo miró con una mirada de comprensión y me respondió:

  • Que inocente e ignorante eres aún Manolo, de verdad que lo eres. Te reitero una vez más y perdona mi insistencia; profundiza tus conocimientos espirituales a través de la meditación, ellos son todavía muy superficiales, están llenos de incertidumbres, de dudas. Comprende Amigo, comprende.

    Dios es Espíritu
    Dios es Espíritu

    DIOS ES ENERGÍA

    Debes saber que Dios, más que un Ser individualizado morando en un lugar ignoto del cielo azul, es Espíritu, es una energía sabia que todo lo llena y de la cual todo forma parte.

    Tú, yo, y todo cuanto existe es Él, Dios en acción, sólo que vibrando a diferentes niveles de consciencia, de manera que su captura, su aprehensión, lejos de ser la observación de una imagen, escuchar una voz, o ver una luz, es la realización de un estado de consciencia, por ello quien lo encuentra lo hace, no por un momento, ni por un día, sino para siempre. Me comprendes ¿verdad?.

    A Dios hay que encontrarlo aquí en la Tierra

    A Dios hay que encontrarlo aquí en la Tierra
    A Dios hay que encontrarlo aquí en la Tierra

    Te digo algo más, a Dios tienes que encontrarlo aquí, en el plano físico, mientras estés encarnado en el plano tierra, sino cuando mueras no lo podrás encontrar en los éteres porque no sabrás entonces lo que andas buscando; andarás si se quiere perdido, porque no lograrás entender que lo que busca es a ti mismo……”

Dios morando entre los mortales

El rostro de Dios
Dios morando entre los mortales

Por ultimo, cuando te percates, de que los espacios vacíos no existen porque TODO ESTÁ LLENO DE DIOS, y así mismo, comiences a ver al Señor en su inmortalidad morando entre los mortales, es una señal de que vas por buen camino, sigue, no te detengas, continúa trabajando en tu despertar espiritual.

“Aquél que busca a Dios, dice Yogananda, es el más sabio de los hombres, y quien lo encuentra es el más exitoso entre todos”

 

Yo Soy Manuel Fernández

[email protected]

 

Para leer otros escritos de Manuel Fernández, pinche aquí:

https://mysticorevista.com/verdadero-nombre-de-dios/  

 

Fundación Mystico para el Despertar Espiritual
Fundación Mystico para el Despertar Espiritual

 

 

 

 

https://mysticorevista.com/contacto