EL PODER DE CREER

     Cuando el pescador, inculto e iletrado, salió de la barca y comenzó a caminar sobre el agua era el mismo discípulo – el mismo pescador –  el que puso en ese momento en ejecútese una fuerza muy superior a todas las conocidas hasta entonces… y lo más importante, esa Fuerza Divina EMANABA DE SU PROPIO SER, no provenía de afuera. Esta Fuerza Divina Interior es EL PODER DE CREER.

CREER PARA CAMINAR SOBRE EL AGUA

    Un extraordinario pasaje bíblico nos cuenta que el maestro se encontraba parado en la orilla de la playa, era de noche, el viento soplaba muy fuerte, y sus discípulos estaban en el lago dentro de la barca, bastante distantes de la tierra firme pisada por Jesús.

    El maestro en un giro inesperado decide dirigirse hacia sus discípulos y por supuesto toma la vía más práctica y rápida: CAMINAR SOBRE EL AGUA.

   Uno de sus discípulos al verlo caminar sobre el agua, le pregunta:

– ¿Maestro puedo yo hacerlo?. -El maestro, sereno, imperturbable responde:

– Claro Pedro, ven.

Así las cosas, el discípulo sale de la barca y comienza a caminar sobre el agua.

Los Milagros y la Era Cuántica 

   Pues bien, hasta hace poco tiempo, en el entorno religioso principalmente, todo este relato se veía como maravilloso, como MILAGROSO, como obra de Dios, y se explicaba con el argumento de que JESÚS ES EL HIJO DE DIOS, y como hijo de Dios PUEDE HACERLO TODO.

    Sin embargo, a la luz de las propias palabras de Jesús, quien afirmo: “Todas las cosas que Yo hago ustedes también las pueden hacer, y cosas más grandes aun” …, esa explicación “milagrosa” no nos satisface en lo absoluto.

    En plena era cuántica y del discernimiento, tropezamos día a día con misterios ya desnudados que nos acercan más y más al descubrimiento de lo que realmente somos.

EL MIEDO Y EL HUNDIMIENTO  

     En el relato bíblico hay algo que es crucial, y es el hecho de que el discípulo después de estar caminando sobre el agua, al sentir miedo y dudar se empieza a hundir. Si, se empieza a hundir. Y tuvo Jesús que tenderle la mano para que no se hundiera completamente y se ahogara.

    En este punto, necesariamente surge una interrogante: ¿Cómo queda el hundimiento del discípulo y la asistencia de Jesús?

     La repuesta más común es que EN EL DISCÍPULO SURGIÓ LA DUDA. Sin embargo, es importante observar que la asistencia de Jesús al discípulo ocurrió una vez que el discípulo comenzó a hundirse, no antes.

La Fuerza Interior

Tal y como lo narramos al inicio de este escrito:

      Cuando el pescador, inculto e iletrado, salió de la barca y comenzó a caminar sobre el agua, era el mismo discípulo – el mismo pescador –  el que puso en ese momento en ejecútese una fuerza muy superior a todas las conocidas hasta entonces… y lo mas importante, esa Fuerza Divina EMANABA DE SU PROPIO SER, no provenía de afuera. Esta Fuerza Divina Interior es EL PODER DE CREER.

      Antes del hundimiento no era el maestro el que estaba sosteniendo al discípulo, ya que, si así hubiese sido, el discípulo nunca se hubiese hundido, en virtud del alto grado de realización y conciencia al cual había llegado el maestro.

     Fue una fuerza que emanaba del propio discípulo el que lo sostuvo, y esa fuerza que mueve al mundo es El PODER DE CREER.

“CREER: LO QUE TU PIENSAS SE MANIFIESTA”

     No lo olvides: LO QUE TU PIENSAS SE MANIFIESTA, no importa lo que sea que pienses, ni cuán grande, pesado, trascendental o trivial pueda ser este pensamiento.

     Lo que piensas se manifiesta en tu mundo, en tus estados de ánimo, en el exterior, como diría Conny Méndez, y antes de ella su maestro Emme Fox y mucho antes que ellos Hermes Trismegisto.

     Y por supuesto, si piensas que no puedes, que es imposible, que es muy grande o muy pesado, ASÍ SERÁ, y te hundirás.

http://metafisica.com/biografia-de-conny-mendez/

La duda, la incertidumbre y el miedo.

   El primer pensamiento que tuvo el discípulo es que èl si podía, y mientras tuvo ese pensamiento lo materializó, caminó sobre las aguas.

     El segundo pensamiento sobrevino al sentir en su cuerpo el fuerte viento que lo golpeaba (reflejo de las cosas que diariamente nos rodean), y experimentar la sensación de sus pies posados sobre el agua (nuestro sentir relacionado con las cosas que nos ocurren), acontecido esto, lo asaltaron pensamientos de dudas, de incertidumbre, de miedo, y así mismo, esos pensamientos de dudas se manifestaron en su exterior: Se hundió.

Yo sí puedo

    Que tan fácil se dicen, pero que difícil resulta realizar aquellas célebres palabras de exhortación de Jesús: Si tuvieses Fe – es decir si creyeras que puedes – tan solo un poco – un poquito – solo del tamaño de un grano de mostaza, le dirías a esa montaña quítate de allí y ponte de este lado…. Y la montaña se quitaría de allí y se pondría donde tú le dijeras.

    Esta sentencia de Jesús no se refiere a creer en la iglesia Católica, ni en la iglesia Protestante, ni en el Islam, ni en la iglesia Evangélica (que por cierto ninguna de ellas se fundaría sino muchos siglos después de que el Maestro Jesús caminara sobre tierras Palestinas), ni siquiera se trata de creer en Jesús, ya que si fuese así Moisés nunca habría podido separar las aguas del Jordán, hecho ocurrido casi 1.500 años antes del nacimiento de Jesús, por lo cual difícilmente Moisés podía creer en Jesús ni en el ministerio que fundó este último siglos después.

    Tener Fe se refiere a CREER,  es decir CREER QUE SI SE PUEDE, que es posible, que es cierto… en definitiva que:  “Yo Si puedo’’. Y ¿porque puedo?, porque Soy el Hijo de Dios, heredero de todas las cosas que posee el padre, hecho a imagen y semejanza suya.

Creer
El hombre hecho a imagen y semejanza de Dios.

La Biblia, a través de San Pablo nos trae una enseñanza que ha pasado desapercibida durante mucho tiempo:

SOMOS TRANSFORMADOS POR LA RENOVACION DE NUESTRAS MENTES

Romanos 12:2

DERECHO A LA FELICIDAD

Sin distinción alguna, TENEMOS DERECHO, por linaje Divino, a tener y obtener todo aquello que deseamos experimentar en nuestras vidas, vale decir, FELICIDAD,  AMOR, DINERO, SALUD, y lo único que debemos hacer para obtener, y/o realizar aquello que tanto deseamos  es CREER que ya es nuestro, que nos lo merecemos por Derecho Divino, sintonizar nuestra mente consciente y subconsciente con la Opulencia, el Bienestar Divino, la Armonía, y el Amor.

     Nuestra falta de fe hace que nos hundamos con todo y barco.

Veamos:

¿Qué es lo que la mayoría desea?

R: Dinero y todo lo que el dinero puede comprar:

Amor

Salud

Armonía

   En definitiva, lo que el común de los humanos desea es vivir bien, vivir bonito, armonioso, y ¿por qué no? Vivir Esplendido…, sin embargo, poco son lo que logran este cometido… porque no creen que es posible

    Los invito a que se hagan unas preguntas. Unas preguntas cuyas respuestas pueden cambiar el resto de su vida:

  •  El maestro Jesús,  ¿hablaba por hablar?
  • ¿Qué pasaría si el maestro afirmaba verdades inexorables que nada ni nadie puede o podrá cambiar jamás? :

Y si el Maestro afirmaba Verdades inmutables al decir:

  •  Todas las cosas que yo hago ustedes también las pueden hacer y más aun …
  •  Pide y se te dará….
  •  El reino de Dios está dentro de nosotros mismo….

 …entre muchas otras…

     
 El poder del decreto: Pide … Pide …Pide

    Si la respuesta es que SI CREEMOS en las enseñanzas expuestas por Jesús, entonces empecemos de una vez a crear un mundo más bello, mas armonioso, más placentero para nosotros y para nuestros seres queridos creyendo, afirmando o decretando:

                Yo Soy:

Armonía  

Salud

El Bien

La Prosperidad

https://mysticorevista.com/verdadero-nombre-dios/

 Plenamente manifestado ahora, en este momento y en el nombre de Dios.

       Pide creyendo que ya es tuyo

    Pide, Pide, Pide sin miedo, sin dudas, sin limitaciones, ya que En el Reino de Dios reina la opulencia de toda cosa bella, buena y hermosa.

    El universo entero, la vida, la energía inmanente en todo lo creado, Dios, o como quieras llamarlo, te da solo aquello que te atreves a abarcar en tu consciencia.

“Atrévete a Creer”.

    No te limites amigo mío, hermano mío, por el contrario “Atrévete a Creer”.

     Solo ten cuidado con lo que pides, debes estar atento de que lo que pides, sea bueno, noble, justo, sano y equilibrado, no solo para ti, sino para tu entorno, para todo el mundo, para toda la humanidad, ya que como aprenderás en la Ley de Causa y Efecto, todo lo que deseas y pides, lo atraerás para ti, para tu mundo, para tu vida.

 Dios los bendice.

Con afecto: William Medina

Fundación Mystico para el Despertar Espiritual
Fundación Mystico para el Despertar Espiritual

https://mysticorevista.com/

@mysticorevista

Si quieres contactarnos pincha aqui: CONTACTO

3 Comentarios

  1. SR. WILLIAM LO FELICITO EXCELENTE ARTICULO Y SOBRE TODO MUY CIERTO, ESTOY MUY SEGURA SERA DE GRAN BENEFICIO Y UTILIDAD PARA MUCHAS PERSONAS. POR AHORA LO TOMARE COMO HERRAMIENTA IMPORTANTE EN ESTA PRIMERA LECTURA QUE QUEDARA DE APRENDIZAJE PARA MI VIDA. YO SI PUEDO, YO SI CREO, TODO LO BUENO ENTRA EN MI VIDA PARA NO IRSE. SIGA ADELANTE PORQUE HOY NUESTRO PAIS NECESITA PERSONAS TAN POSITIVA COMO USTED. SEGUIRÉ EN LA LECTURA DE LOS OTROS ARTICULOS QUE ESTOY SEGURA ME DEJARA MILES DE APRENDIZAJES ENRIQUECEDORES PARA MI VIDA Y PARA LA DE MI FAMILIA.

Comments are closed.